Guía de lectura: El callejón de los milagros, Naguib Mahfuz


Autor: Ancrugon
Descargar en PDF: Guía de lectura de El callejón de los milagros, de Naguib Mahfuz

4bb3da46-c591-4cb8-9349-66696c355860

El callejón de los milagros fue publicada en Egipto, en árabe, en 1947. La novela transcurre en el barrio de Gamaliyya de El Cairo, donde Naguib Mahfouz y su familia vivieron durante los primeros años de su vida. Es una de las obras más conocidas de Mahfuz y fue una de sus primeras obras en detallar el estilo de vida de clase baja de la capital egipcia, pues muchas de sus novelas anteriores se centraban en barrios de clase media. Lo más característico de ella es que trata de un protagonista coral en vez de uno individual.
Fue la primera novela de Mahfouz traducida a otros idiomas y desde entonces ha aparecido en más de 30 ediciones extranjeras y en más de 15 idiomas.
Mahfouz dijo que se sorprendió cuando los críticos afirmaron que el personaje de Hamida era un símbolo de Egipto. Aunque él no lo plasmó como una alegoría explícita, posteriormente reconoció la conexión y que inconscientemente escribía sobre su país natal cuando imaginaba la evolución de la muchacha.

cairo-khan-el-khalili2

PREGUNTAS SOBRE LA OBRA

1. Naguib Mahfouz ha dicho que escribió el personaje de Hamida inconscientemente como un símbolo de Egipto. ¿Seríais capaces de identificar los paralelismos entre las evoluciones del personaje y del país en el que vive?

2. Abbas parece tener su futuro claramente perfilado cuando se va a Tell el-Kebir. Más tarde, tras su regreso, Radwan Hussainy le anima a olvidar Hamida y seguir su camino. ¿Crees que Abbas habría encontrado la felicidad si no hubiese visto Hamida en el carro?

3. Hay varios hilos narrativos en la novela que no tienen resoluciones detalladas (piénsese en la campaña de Ibrahim Farhat, el matrimonio de la señora Saniya Afify o el retorno de Radwan Hussainy). ¿Cómo esta falta de resolución afecta al relato general?

4. ¿Cómo se aplica el dicho popular “demasiado bueno para ser verdad” a los habitantes del callejón?

5. ¿Por qué cambia Salim Alwan tan drásticamente después de su experiencia cercana a la muerte? ¿Crees que nunca será el mismo otra vez?

6. ¿Crees que Kirsha ama a su familia? ¿Por qué o por qué no?

7. Al final de la novela, ¿quién encuentra la felicidad? ¿Quién termina siendo miserable? ¿Qué tienen en común los personajes felices y miserables?

8. ¿Cuál es el papel del sexo en el callejón de Midaq?

9. ¿Cuál es el papel de la política en el callejón de Midaq?

10. Casi al principio de la novela Umm Hamida sugiere a Hamida que se case con el jeque Darwish, ante cuya sugerencia Hamida se ríe. ¿Qué es lo que quiere decir cuando Umm Hamida le responde: “¡ Oh, qué lástima, Hamida. Es una lástima y una pérdida!”? ¿Este comentario tiene múltiples significados?

CallejonJanAljalili

TEMAS PRINCIPALES

La Religion

La educación religiosa de Naguib Mahfouz se refleja a través del hilo omnipresente del Islam a lo largo de El callejón de los milagros. Algunos personajes, como Radwan Hussainy y el Jeque Darwish, son guiños explícitos del Islam. Radwan Hussainy, podría decirse que es uno de los personajes más inmaculados en la novela, ofrece sabios consejos a todas las almas perdidas del callejón, mientras que Darwish hace pronunciamientos más alterados. Sin embargo, cada personaje se ve obligado a equilibrar sus decisiones éticas contra el código del Islam. Recitar sobre el Corán tiene un significado especial para Umm Hamida, y aunque está dispuesta a ignorar el compromiso de Hamida con Abbas, debe enfrentar el significado religioso. Por último, el código del Islam ayuda a comprender otros aspectos de la sociedad, en particular el lugar de las mujeres en el callejón.

El Matrimonio

El matrimonio en el mundo del callejón es una simple transacción, aunque no deja de ser una expectativa. Para una mujer, el matrimonio es la principal forma de asegurarse un futuro. Por esta razón Hamida rebota entre tantos afectos y compromisos, con Abbas y luego Salim Alwan. Su violenta decepción con Ibrahim Faraj es en gran parte debido a su negativa a casarse con ella, aunque le ha proporcionado algo de la vida que ella quería. Otros personajes – como Kirsha o Radwan Hussainy – tienen matrimonios infelices a los que sin embargo están comprometidos. Tal vez la situación de la Sra. Saniya Afify es la que mejor exhibe la complicación del matrimonio. Aunque sabe que podría significar el final de su vida trabajo y fortuna, no tiene ninguna opción para encontrar un compañero fuera de él (para que no se juzgue como una mala mujer) y por ello en última instancia decide encontrar un marido. En todos estos aspectos, la novela critica la construcción social del matrimonio, no como algo naturalmente malo, sino como algo perjudicial por el imperativo social.

Movilidad social

La mayoría de los personajes en el callejón de Midaq aspiran a una vida fuera de su alcance. Esas ambiciones son un reflejo de la oportunidad brindada por la guerra, mientras que el fracaso para alcanzar esas ambiciones son un reflejo de las limitaciones impuestas a las clases más bajas. Hamida y Hussain Kirsha quieren riqueza y un estatus social más alto. Salim Alwan cree que su riqueza lo autoriza a un mayor reconocimiento. Abbas incluso es conducido hacia la ambición ciega cuando se da cuenta de que solo el dinero le hará un partido adecuado para su amada. Parece que los personajes más felices son aquellos aquellos que rechazan la ambición a cambio de placeres simples. Radwan Hussainy y el Jeque Darwish, al aceptar su lugar, están bastante satisfechos lo largo de la novela. Asimismo, Abbas es muy feliz antes de que decida colaborar con el ejército. Por supuesto, Mahfouz no está atacando la movilidad ascendente, pero en cambio explora cómo puede ser una fuerza trágica inspirando a las personas hacia algo que no les da la felicidad.

Los celos

En el callejón los celos alimentan los deseos incontrolables de muchos personajes. Hamida está celosa de las chicas de la fábrica, pensando que ella merece ser como ellas. Abbas sufre a causa de sus celos incontrolables. La señora Kirsha se vuelve loca de celos y crea una escena terrible en el café de su marido. Muchos de estos personajes comienzan la novela cerca de un punto de inflexión, con envidias y resentimientos en última instancia, llevándolos al límite. En cierta forma, esto es un reflejo de las dificultades económicas de su período. Sin embargo, en la mayoría de formas, es simplemente una cualidad universal en toda la humanidad.

Roles de género

En un tiempo, cuando Egipto quiso afirmar su identidad como país, los tradicionales roles de género estaban empezando a cambiar y las mujeres comenzaban a lograr una cierta independencia. Debido a la guerra, las mujeres empezaron a trabajar (como las amigas de Hamida en la fábrica). Además, muchas de las mujeres en el callejón de Midaq tienen poder sobre los hombres. Husniya es fuerte y feroz e invierte el tópico común de abuso doméstico pegando a su marido acobardado. Hamida ejerce poder sobre todos los hombres que atrae, pero se niega a ser servil o quedarse embarazada, pensando que se merece algo mejor. La señora Saniya Afify es una mujer autosuficiente que solo quiere a un marido por compañía. Como Egipto pretende liberarse de los grilletes del gobierno británico, así estos personajes femeninos están surgiendo debajo de los roles de género que han estado vigentes durante siglos. Sin embargo, el cambio es lento, y gran parte de la tragedia de la novela proviene de las escasas expectativas de cambio en las relaciones de género. La belleza pes todavía el activo primario de una mujer (como lo demuestra la situación de Hamida) y muchas… y muchos personajes son abiertamente o sutilmente despectivos con las mujeres en el poder. Incluso el contrario el santón Radwan Hussainy parece ver a su esposa como una salida para sus resentimientos sobre la vida. Este conflicto por las expectativa de género es uno de los más fascinantes de la novela.

Nacionalismo egipcio

Naguib Mahfouz ha dicho en diversas entrevistas que sus inclinaciones políticas aparecen en toda su obra. Como un partidario del partido Wafd y un acérrimo nacionalista egipcio, sus puntos de vista sin duda resuenan en el callejón. Él ha admitido que inconscientemente creó Hamida como símbolo de Egipto en sí mismo. Ella es una mujer que está frustrada con las limitaciones que le imponen sus circunstancias y así rompe con todo para encontrarse a sí misma en una situación nueva, diferente de la impotencia. Esta historia sin duda se asemeja con la de Egipto, que tuvo que rebelarse dos veces contra Gran Bretaña. Además, la novela explora diversas actitudes políticas. Más explícito es el personaje de Ibrahim Farhat, el político que promete traer condiciones de volver a los viejos ideales Wafd de 1919. Como Kirsha, Mahfouz parece un tanto pesimista sobre el cambio en un mundo político corrupto. En cambio, lo que impulsa a la mayoría de estos personajes es las preocupaciones económicas; ellos toman decisiones sobre cómo servirse a sí mismos por encima de todo, y piensan que es poco probable que se produzca algún cambio significativo y social.

Oportunidades de tiempo de guerra

El callejón es un microcosmos de Egipto durante la segunda guerra mundial. Mientras que la guerra está haciendo estragos en la mayor parte del mundo, ofrece nuevas oportunidades para los habitantes del callejón. Salim Alwan se beneficia de mercancías de tráfico en el mercado negro. Hussain Kirsha y Abbas obtienen un empleo a través del ejército británico. Cuando se convierte en una prostituta Hamida depende del dinero de los soldados británicos. Kirsha ha cambiado su idealismo anterior a causa del potencial de ganancia obtenida mediante una política corrupta. La mayoría de los personajes se desvinculan de la destrucción de la guerra; en cambio, simplemente están esperando su trozo del pastel. Mahfouz ataca en su novela no sólo al ejército británico indiferente y explotador, sino también a las actitudes destructivas que los nativos adoptan frente a la guerra.

 Khan-el-khalili-Bazar

PERSONAJES

Cada personaje se expresa como una caricatura en la cual una calidad o rasgo es sobre-enfatizado. Mahfouz no satiriza el personaje individual sino el tipo:
Kirsha, propietario de una cafetería que vende ilegalmente y usa hachís y tiene una predilección para los muchachos jóvenes
Señora Kirsha, famosa por su temperamento y carácter fuerte.
Tío Kamil, hombre obeso y dormilón es de buen corazón, vende dulces y es soltero.
Abbas, un joven amable, trabaja de peluquero y quiere casarse con Hamida.
Salim Alwan, el acaudalado hombre de negocios que está amargado tras sobrevivir a un ataque al corazón.
Dr. Booshy, el autoproclamado dentista que vende dentaduras postizas a precios tirados al estar robadas de los cadáveres.
Sanker, el camarero en el café de Kirsha
Jeque Darwish, el poeta antiguo y ex profesor de inglés, que dejó su vida anterior para vagar por las calles.
Radwan Hussainy, un propietario que golpea a su esposa y falló en sus exámenes de al-Azhar, todavía es venerado por su alto grado de educación y devoción a Dios. Ha perdido todos sus hijos.
Hussain Kirsha, hijo del dueño de la cafetería que trabaja para los británicos. Él se casa con una mujer de clase baja y vuelve a casa con ella y su hermano.
Saniya Afify, viuda casera que desea casarse.
Umm Hamida, la casamentera de barrio y madre adoptiva de Hamida.
Hamida, una hermosa joven que sueña con una vida mejor y tiene una personalidad claramente egocéntrica, pero es fácil de convencer por riqueza o poder.
Husniya, la panadera que golpea a su marido con su zapatilla.
Jaada, esposo de Husniya.
Zaita, el fabricante de lisiados que vive fuera de la panadería y ayuda al Dr. Booshy en su robo de dentaduras postizas.
Ibrahim Farhat, un político.
Ibrahim Faraj, el proxeneta con quien se marcha Hamida.
El poeta, que es sustituido por una radio y es echado por Kirsha (sólo aparece en el primer capítulo).

 NM con motos

EL AUTOR

Naguib Mahfuz fue un escritor egipcio mundialmente conocido al recibir el Premio Nobel de Literatura en el año 1968 y ser el primer escritor de lengua árabe en recibir este galardón. Nació en El Cairo el 11 de diciembre de 1911 y falleció en la misma ciudad el 30 de agosto de 1988.
Hijo de un funcionario y el más pequeño de ocho hermanos, creció en el barrio de Al-Gamaliyya, en el mismo centro histórico de la ciudad. Desde pequeño tuvo un especial interés por las letras, estudió filosofía y hablaba varias lenguas, especialmente el inglés, dedicándose con empeño a traducir obras literarias de otras lenguas al árabe.
Antes de cumplir los veinte años ya había editado más de ochenta relatos e incluso cuando entró a trabajar en el Ministerio de Asuntos Religiosos, siguió escribiendo a un buen ritmo, siendo sus mayores éxitos de esta primera época tres novelas de corte histórico La maldición de Ra (1939), Radophis la cortesana (1943) y La batalla de Tebas (1944).
Entre 1956 y 1957 aparecieron las tres novelas que le dieron su primer éxito mundial por entregas en un periódico de la capital y que años más tarde fueron editadas en Beirut como la Trilogía de El Cairo (Entre dos palacios, Palacio del deseo y La azucarera). En 1967 editó Hijos de nuestro barrio que actualmente está prohibida en Egipto.
En 1994 sufrió un atentado por parte de extremistas islámicos quienes consideraban su obra blasfema, esta agresión le dejó secuelas para el resto de su vida tanto en la vista como en el oído, sin embargo ello no le frenó en su capacidad creativa. En 1996 fue considerado por los grupos islámicos radicales como hereje y le sentenciaron a muerte, por lo que Mafuz se recluyó en su hogar bajo protección policial aunque siguió hasta sus últimos días que llegaron a causa de un accidente al tropezar con una alfombra y resultar lesionado en la cabeza. Murió en el hospital tras ser intervenido quirúrgicamente.

8427032110_gEL CALLEJÓN DE LOS MILAGROS

El callejón de los milagros habla sobre varios personajes que viven en esa calle. La trama se sitúa en la década de 1940, durante la Segunda Guerra Mundial, cuando el ejército británico está estacionado en Egipto. El espacio consiste en una calle de El Cairo consistente en unas pocas tiendas y hogares de gente pobre. Muchos de los habitantes masculinos del callejón se reúnen cada noche en el café de Kirsha. Por su parte Abbas, el barbero, es muy amigo del tío Kamil, el gordito propietario de la tienda de dulces. La señora Saniya Afify es una mujer madura, viuda y dueña de una casa de apartamentos. Una de sus inquilinas es Umm Hamida, una vieja casamentera que vive con una hija adoptiva, la joven y bella Hamida. Y la señora Saniya Afify, quien un día le dice a Umm Hamida que quiere volver a casarse y le pide que le ayude a encontrar un hombre. Mientras tanto, Hamida vive frustrada por la falta de hombres en el callejón, aunque Abbas está locamente enamorado de ella, pero ella sueña con un marido rico que pueda alejarla de aquel lugar. Abbas vive feliz en esa calle, pero su amigo Hussain Kirsha le anima para que se aproveche de las oportunidades que aporta la guerra. Hussain ha estado trabajando para el ejército británico y convence a Abbas que debe ganar mucho dinero si pretende atraer a una mujer como Hamida. Por otro lado vemos que las debilidades del Sr. Kirsha por el hachís y los muchachos jóvenes son bien conocidas por todo el callejón, aunque lo callaban, hasta que en los últimos tiempos comenzó a frecuentar una pequeña tienda donde un joven vendedor había llamado su atención e invitó al muchacho a su café, entonces su esposa, la señora Kirsha, conocedora de los devaneos de su marido, aunque nunca hacía nada al respecto, decide pedir ayuda a Radwan Hussainy, un residente de callejón conocido por su piedad y sabiduría. Hussainy acepta hablar con Kirsha sobre sus tendencias, pero Kirsha ignora las advertencias de Hussainy. Frustrada, la señora Kirsha irrumpe en el café una noche y ataca físicamente el joven vendedor. También hay una panadería en el callejón de Midaq regentado por la contundente Husniya y su esposo cobarde, Jaada, quienes al mismo tiempo alquilan una pequeña dependencia a un hombre llamado Zaita, que es un fabricante de lisiados, quien paraliza a los mendigos para que puedan pedir con más eficacia. El Dr. Booshy, el dentista de Midaq Alley, que no tiene ni estudios ni preparación, disfruta de un éxito relativo debido a sus bajos precios y a que colabora a menudo con Zaita robando los dientes de oro de los difuntos recién enterrados, hasta que la policía los descubre y se arma un gran escándalo en el barrio que afecta muy directamente a la señora Saniya Afify, quien habiendo encontrado marido gracias a las buenas artes de la señora Umm Hamida, un hombre de treinta años, diez años más joven que ella, llamado Ahmad Effendi y que trabaja de funcionario, decidió arreglarse los dientes y cambiárselos por otros de oro y, tras el descubrimiento de que podrían ser de un muerto, le entró tal pánico que intentó arrancárselos. Otro de los personajes es Salim Alwan, un acaudalado hombre de negocios dueño del mayor negocio del callejón, una compañía bastante rentable, incluso durante el tiempo de guerra, parcialmente porque opera en el mercado negro. Tiene un apetito sexual muy saludable, que mantiene a través de un almuerzo de trigo descascarillado que come todos los días y que actúa como un afrodisíaco, como su mujer envejece y es menos capaz de mantenerse al día con sus demandas sexuales, ha empezado a desear a la joven Hamida. Mientras tanto, Abbas decide enfrentarse a Hamida para confesar sus sentimientos y le explica que pronto buscará empleo en el ejército británico para ganar mucho dinero para ella. La joven, impresionada, acepta sin pensar un compromiso en serio. Después de formalizarlo Abbas se prepara para ir durante un periodo de uno a dos años al ejército. La noche antes de que se vaya, Hamida le permite besarla. Mientras tanto, Hussain Kirsha se pone celoso al ver que su amigo sale adelante mientras que él está otra vez atrapado en el callejón. La noticia del escándalo más reciente de su padre es el colmo y se va de casa y del callejón de Midaq después de una violenta discusión. Así, cuando Salim Alwan decide pedir a Hamida para convertirla en su segunda esposa, sorprende a Umm Hamida, pues ella jamás sospechó que un hombre tan rico quisiera por esposa a una mujer tan claramente inferior en posición social y por ello ambas se lamentan de haber contraído el compromiso de la chica con Abbas que obligaba a negarse a las pretensionde de Alwan. Sin embargo deciden aceptar compromiso del hombre rico. Desafortunadamente, cuando Umm Hamida regresa a Salim Alwan para comunicarle esta noticia, se entera de que el hombre ha sufrido un terrible ataque al corazón, y aunque este matrimonio ya no es una posibilidad, Hamida se ha dado cuenta de que ella no puede casarse con un pobre hombre sin ambición como Abbas. Por esos días llega Ibrahim Farhat, un político, quien sostiene un mitin en el callejón de Midaq. Durante la celebración, Hamida ve a un hombre de clase media vigilando. Ella se siente atraída inmediatamente por él y finalmente se reúnen en uno de sus paseos diarios. Dice estar locamente enamorado de la joven y aunque ella lo rechaza en un principio, rápidamente comienza a reconsiderar sus sentimientos. Pero no vamos a pasar de aquí porque no quiero descubrir más sobre esta historia cuya lectura os aconsejo fervientemente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s