Revolució construïda, de Joan Brossa


 “Si no pudiera escribir, en los momentos de euforia sería guerrillero, en los de pasividad, prestidigitador. Ser poeta incluye las dos cosas”.

Joan Brossa

REVOLUCIÓ CONSTRUÏDA 

                     A Guillem i Pilar

Subratlla la raó qui no la té,
la pols ressona damunt l'estructura,
i mar i terra mostren la juntura
girada per la sang i pel diner.

El qui exerceix el poder, no cal fer
embuts, s'omple el barret de confitura,
es torna defensor de la cultura
i en tot ans primeríssim que primer.

Estrofa, crida, deixa't d'ors i emblemes!
El pensament traspua aquests poemes
i obre les ales al vast horitzó.

Guanya amb els seus ocells tots els dilemes
i escampa la certesa que res no
ens cal sinó la Revolució.


REVOLUCIÓN CONSTRUIDA 
(traducción literal)

                    A Guillermo y Pilar 

Subraya la razón quien no la tiene, 
el polvo resuena sobre la estructura, 
y mar y tierra muestran la juntura 
girada por la sangre y por el dinero. 

Quien ejerce el poder, no necesita hacer 
embudos, se llena el sombrero de confitura, 
se vuelve defensor de la cultura 
y en todo antes primerísimo que primero. 

¡Estrofa, grita, déjate de oros y emblemas! 
El pensamiento exuda estos poemas 
y abre las alas en el vasto horizonte. 

Gana con sus pájaros todos los dilemas 
y esparce la certeza de que nada 
necesitamos sino la Revolución.



REVOLUCIÓN CONSTRUIDA 
(Versión en castellano)

                    A Guillem y Pilar

Subraya la razón el embustero, 
resuena el polvo sobre la estructura, 
y mar y tierra muestran la juntura 
que gira con la sangre y el dinero.

El que ejerce el poder, decirlo quiero 
sin tapujos, también dicta la usura,
se vuelve defensor de la cultura, 
primerísimo antes que primero.

¡Estrofa, grita, olvida oros y emblemas!
Rezuma el pensamiento estos poemas, 
las alas abre a una vasta extensión.

Con sus pájaros vence los dilemas
y extiende la certeza que ahora no 
nos basta sino la Revolución.

Joan Brossa, poeta, dramaturgo, guionista, diseñador, escultor y varias calificaciones artísticas más, nació en Barcelona en 1919. En su extensa producción poética está muy presente su pensamiento político y social. Sus poemas suelen ser un ejercicio de la memoria, pues el olvido es una puerta abierta por donde de nuevo se cuelan las injusticias, y una llamada a la revolución y a la lucha, pero entendiendo estos conceptos en su justa medida: la revolución es un cambio, un giro que permita encontrar una mejor posición al cuerpo social sobre esta tierra, y la lucha significa no rendirse, seguir, cueste lo que cueste, defendiendo los derechos naturales y universales de todo ser humano.

En lo formal, Brossa busca la simplificación, lo importante es el mensaje y el resto una herramienta para potenciarlo, sin embargo, nunca descarta una buena metáfora o cualquier otra transgresión del lenguaje que le permita ser más efectivo, como demuestran sus poemas visuales repartidos, en un buen número, por la ciudad de Barcelona, pero, sobre todo, huye del discurso amargo utilizando el humor y la ironía por medio, en ocasiones, de la parodia. Su métrica suele ser la tradicional y popular.

Sus inicios poéticos tuvieron lugar durante el franquismo, ya que tras la guerra, en la que combatió por el bando republicano, tuvo que volver a hacer el servicio militar durante dos años en Salamanca. Era esta poesía primeriza de clara influencia surrealista, la cual aparece en toda su radicalidad en su obra plástica y su poesía escénica, que evolucionaría, utilizando los metros tradicionales y los tropos clásicos, hacia una manifiesta temática social y política muy crítica con el poder, tanto político como religioso, durante la época de la dictadura. Brossa ataca cualquier forma de totalitarismo comenzando por la depuración del propio lenguaje que, a fin de cuantas, es la materia de la poesía.

Como ejemplo de lo comentado os proponemos el soneto Revolució construïda, presentado en tres diferentes adaptaciones: la original en catalán, la traducción literal al castellano y una versión en castellano moldeada para cumplir las normas métricas. Este poema trata de esa preocupación del poeta por la mala dirección de quienes nos gobiernan y la necesidad de un cambio de rumbo de esta sociedad enquistada y conformista, Y es que Brossa estaba convencido de que el mundo podía cambiarse con el poder de las palabras, esos pájaros que vencen dilemas, esas estrofas que gritan, esas alas que ganan la libertad mostrando al mundo la hipocresía, la corrupción, la mentira que anida en quienes se aferran al poder mientras el mundo camina en otro sentido.

Pasa un obrero con el paquete del almuerzo.

Hay un pobre sentado en el suelo.

Dos industriales toma café
y reflexionan sobre el comercio.

El Estado es una gran palabra.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s