GUÍA DE LECTURA – POESÍA: Oda a la pacificación, de Mario Benedetti


51sztR-GuiL._SX355_

No sé hasta dónde irán los pacificadores con su ruido metálico de paz
pero hay ciertos corredores de seguros que ya colocan póliza contra la pacificación
y hay quienes reclaman la pena del garrote para los que no quieren ser pacificados.

cuando los pacificadores apuntan por supuesto tiran a pacificar
y a veces hasta pacifican dos pájaros de un tiro.

es claro que siempre hay algún necio que se niega a ser pacificado por la espalda
o algún estúpido que resiste la pacificación a fuego lento

en realidad somos un país tan peculiar
que quién pacifique a los pacificadores un buen pacificador será.

El fino sarcasmo del poeta uruguayo Mario Benedetti está presente en cada uno de los nueve versos de este poema, jugando con la contradicción que supone el eufemismo utilizado por muchos golpistas para hacerse con el control del poder, sobre todo económico (a fin de cuentas, lo único que les interesa), de sus países, triste realidad histórica y actual de Hispanoamérica. Algo que el propio Benedetti sufrió en persona tras el Golpe de Estado y la instauración en su país de una dictadura cívico – militar desde el 27 de junio de 1973 hasta el 1 de marzo de 1985, lo que le llevó al exilio.

En aquellas naciones donde la pobreza es norma y la riqueza es propiedad de unos pocos, el ejército no es el garante de la estabilidad y la defensa del pueblo, por el contrario, al proceder todos sus mandos de las familias oligarcas, el orden que defienden es el de la alta burguesía, la cual, cuando siente en peligro algunos de sus privilegios, no duda en echar manos de las tropas para “pacificar” el país.

Pero lo triste es que también hemos visto, a lo largo de la historia, cómo varias revoluciones que se denominaban populares, una vez alcanzado el poder, se han convertido en otro tipo de tiranía olvidándose de los ideales que les llevaron hasta allí y queriendo perpetuarse en la poltrona hasta convertirse también ellos en opresores.

Por ello, el sarcasmo de Benedetti sabe a amargura y va mucho más allá de una simple ironía, sabe a desengaño, a pérdida de la esperanza y a la dura resignación ante la condición humana. Y es que se da cuenta de que el pueblo no necesita que nadie haga las cosas por “su bien”, no necesita de salvadores ni mesías, que más pronto o más tarde se descubren en su cruda realidad. Y Benedetti lanza su protesta con sonrisa torcida por el dolor de ver cómo se oprime, se tortura y se mata a inocentes en nombre de la paz, tanto en aquellos que se lanzan contra su propio pueblo como esos “pacificadores” que invaden países para imponer la democracia. La democracia no se impone ni se regala, simplemente se consigue entre todos. Imponer democracias es la nueva escusa que disfraza la colonización.

Oda a la pacificación apareció en su poemario Letras de emergencia, escrito entre 1969 y 1973, cuando en Uruguay se abatía una profunda crisis económica, social y política que contrastaba con los años de bonanza y prosperidad vividos en las décadas anteriores cuando se llegó a denominar a este país “la Suiza de América”, pero una necesidad casi absoluta de la inversión extranjera, lo que hacía salir al exterior la mayor parte de los beneficios, quedando el resto en manos de unos pocos, y una dependencia energética completa de terceros países, lo que hacía aumentar la deuda pública, produjo una enorme inflación que abrió mucho más la gran brecha existente en las clases dirigentes y el resto del pueblo, lo que provocó disturbios, revueltas y la aparición de la guerrilla de los “Tupamaros”, algo que los diferentes gobiernos de las décadas de los 50 y 60 no supieron controlar, dejando el paso franco al ejército para llevar a cabo el Golpe de Estado que encontró la resistencia de la mayoría del pueblo, por lo que no dudaron en utilizar la fuerza de las armas, las detenciones masivas, las torturas tanto físicas como psicológicas, las vigilancias permanentes, los exilios, las desapariciones y las muertes. Todo para “restaurar la paz”…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s